Las marchas se reprodujeron en cientos de ciudades, con lemas y consignas variados, pero siempre poniendo énfasis en la necesidad de afrontar los efectos del cambio climático.

Este viernes se desarrollaron manifestaciones  en unas 1.800 ciudades de un centenar de países en una jornada de huelga y reivindicación bajo el lema “Friday for Future” (Viernes por el futuro).

Se trata de un movimiento puesto en marcha en agosto de 2018 por la joven sueca Greta Thunberg, quien se manifestó frente al Parlamento de su país para exigir acciones contra el cambio climático.

“Estamos ante una crisis existencial, la más grande que ha afrontado nunca la Humanidad”, dijo la líder adolescente en la concentración organizada en la céntrica plaza de las Monedas de la capital sueca.

Las exigencias de avanzar en la lucha contra el cambio climático resonaron hoy también en algunos países de África, como Kenia o Sudáfrica donde no hubo un llamamiento generalizado a la huelga pero sí marchas de protesta.