El candidato a la Presidencia de Brasil, Ciro Gomes, participa en una rueda de prensa hoy, en Sao Paulo (Brasil). EFE/ Fernando Bizerra

Sao Paulo.- El laborista Ciro Gomes anunció este lunes que mantiene su candidatura a la Presidencia de Brasil y denunció una campaña «inmoral» que exige su renuncia para favorecer al mandatario Jair Bolsonaro o al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

«Soy víctima de una gigantesca y virulenta campaña nacional e internacional para la retirada de mi candidatura», pero «nada irá a detener» la «disposición de seguir adelante» y «denunciar a corruptos y demagogos», declaró Gomes.

En lo que él mismo promocionó como un «Manifiesto a la Nación», transmitido por sus redes sociales cuando faltan solo seis días para las elecciones, el candidato del Partido Democrático Laborista (PDT, siglas en portugués», insistió en que el ultraderechista Bolsonaro y el progresista Lula representan «las dos caras de la misma moneda».

Aseguró que representan «dos fuerzas que utilizan unos falsos argumentos morales» y en el fondo ambas encarnan la «corrupción y el populismo» que han imperado en el país durante décadas.

«Brasil está en la inminencia de sufrir el mayor fraude de su historia», pero «no el fraude de las urnas electrónicas, que son confiables, sino el fraude de la legítima voluntad popular», con campañas por «un voto útil que solo apunta a eliminar la posibilidad de que las personas voten en quien representa sus valores», dijo.

Hasta ahora, según las encuestas, Gomes tiene una intención de voto en torno al 9 % y se sitúa en tercer lugar, por detrás de Bolsonaro (31 %), y Lula (45 %).

En los últimos días, Gomes ha recibido presiones de diversos grupos, pero sobre todo de los sectores progresistas, que le han exigido públicamente que se retire de la contienda, a fin de favorecer una posible victoria de Lula en la primera vuelta del próximo domingo.

Ha perdido apoyo hasta en el propio PDT. La semana pasada, unos 40 líderes históricos de esa formación le pidieron que abdique de su candidatura y declare apoyo a Lula para «derrotar al fascismo de Bolsonaro en la primera vuelta».

En ese mismo sentido se pronunciaron, también la semana pasada, decenas de políticos e intelectuales de América Latina en una carta pública.

«Está a tiempo de enmendar su error, compañero Ciro. Diríjase ya mismo a sus seguidores y dígales que la urgencia de la lucha contra el fascismo no deja otra opción», decía la carta, firmada, entre otros, por el argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, y el expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

 

EFE