Puerto Ordaz.-Habitantes de la manzana 20 y 21 del sector Gran Sabana, parroquia Unare, sitio mejor conocido como “las casitas” del Core 8, Puerto Ordaz, padecen por los olores putrefactos que salen de las aguas negras.

Afectados, aseguran que el problema es de conocimiento del Consejo Comunal, igual de representantes de la Hidrológica del estado Bolívar, sin embargo, nadie da respuesta a la referida situación.

Tras colapso de las bocas de visitas por falta de mantenimiento, las aguas negras se represan en las calles y llegan a las casas.

Según, lugareños ya existen niños con problemas en la piel, otros con situaciones respiratorias por el hedor que permanece en el ambiente.

Cuentan que en horas del mediodía no pueden estar adentro de sus casas, tienen que salir, porque la hediondez no les permite quedarse en sus viviendas; aunado a la hora de hacer el desayuno, almuerzo y cena.

Ellos, piden a un representante del Ejecutivo Regional o de la Alcaldía de Caroní, que se pronuncien y que envíen un camión succionador de aguas negras a la comunidad.

Lugareños, apuntan que están dispuestos a ayudar para que el problema sea resuelto.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]