Libros de Harry Potter y Crepúsculo ardieron en la hoguera

Sin embargo, las imágenes provocaron críticas de los internautas que incluso compararon la actividad con  la quema de libros organizada por las autoridades nazis en 1933.

60
Sacerdotes de la SMS Desde el Cielo, recolectando objetos junto a niños / Foto: Fundacja SMS Z NIEIBA

Ligiannys Alvarez

Sacerdotes Polacos durante el fin de semana realizaron en Gdansk (norte) una quema de objetos que consideran van en contra del cristianismo y por ser ‘Enemigos de Dios’ los condenaron a la hoguera.

Este lunes por medio de sus redes sociales la fundación SMS Desde el Cielo, la organización católica difundió imágenes de la actividad, la cual fue apoyada por niños y la comunidad. Recolectaron diversos objetos, la mayoría libros, que luego fueron trasladados al lugar de la quema.

Entre dichos objetos se encuentran libros de Harry Potter, Crepúsculo y un paraguas de Hello Kitty. Según comentan, ha sido una acción para combatir la magia y los falsos ídolos.

“Usar horóscopos, astrología, quiromancia, profecías o presagios son manifestaciones del deseo de controlar el tiempo, la historia y la humanidad y, al mismo tiempo, del deseo de ganar poderes ocultos, por eso se trata de prácticas contrarias a la reverencia y al respeto a Dios” se lee en su cuenta de Facebook.

Sin embargo, las imágenes provocaron críticas de los internautas que incluso compararon la actividad con  la quema de libros organizada por las autoridades nazis en 1933, en la Plaza de la Ópera en Berlín.

Harry Potter y Crepúsculo han formado parte de la cultura entre jóvenes, y han sido acusados de promover la magia y conductas que no están acorde a los mandamientos de la biblia. Han sido catalogados abiertamente como Enemigos de Dios y de las costumbres cristianas.

Esta fundación se ubica en el ala conservadora de la Iglesia polaca, aunque desde la jerarquía católica local se ha alabado en varias ocasiones su voluntad de usar las nuevas tecnologías en favor de la difusión del Evangelio.

 

Con información de La Vanguardia