Tumeremo.- La escasez y mafias del combustible continúan haciéndose sentir en el estado Bolívar, sobre todo, en el sur de la entidad, así lo denunció este martes, 18 de enero, el presidente de la Asociación de Ganaderos, Eudes Perroni. 

Pese a la petición que hiciera expresamente el mandatario Nicolás Maduro al ministro de Petróleo, Tarek El Aissami, de «acabar» con las mafias del combustible, en su discurso de Memoria y Cuenta, Perroni asegura que Pdvsa hace caso omiso a esta orden. 

En entrevista con Soy Nueva Prensa Digital, Eudes Perroni comentó que desde hace un año la placa 1 no surte combustible. Recordó que en diciembre fue la última vez que se asomó una gandola de gasolina en Tumeremo, para surtir vehículos con terminal de placa número cero (0).

«El sector agropecuario no se merece esto, se generan demasiadas pérdidas», dice el representante de los ganaderos. 

Indicó que el 6 de enero llegó una gandola, después de 11 meses, pero no alcanzó para todos los productores. Señaló que se manejó una lista «amañada», lo que generó una protesta de los ganaderos. 

Perronis insistió en que la mafia está en Pdvsa, «porque aquí vemos como pasan entre 5 y 6 gandolas, y ninguna se para en el pueblo para surtir a su gente», denunció. 

«Le echan solo a las mafias», agregó. 

Pagos en oro

El Presidente de la Asociación de Ganaderos hizo mención en su denuncia a la empresa CVM, dedicada a vender combustible con la particularidad de que el pago es en oro. 

Explicó que un tambor de gasolina, lo venden en 10 gramas de oro, mientas que el de gasoil cuesta seis. 

Eudes Perroni insiste en que la situación para los ganaderos se hace cada vez más insostenible, pues los gastos de transporte alcanzan hasta los 300 dólares. 

Elías Rivas