Dos oportunidades de gol generó Mineros ante Zamora este sábado. Foto: Wilmer Barrero

Ciudad Guayana.- Por primera vez en los últimos dos años, Mineros de Guayana se quitó el yugo que le había impuesto el Zamora FC, y este sábado consiguió en el CTE Cachamay pasar a la semifinal de la primera división del fútbol rentado venezolano.

El Caracas FC o el Zulia FC, quienes se enfrentarán este lunes, será el rival del club aurinegro que tuvo como protagonista al «Avioncito» Ríchard Blanco, quien anidó el único tanto, suficiente para obtener esa victoria que había sido esquiva desde 2017, en la final de la Copa Venezuela, ante el equipo barinés.

Por otra estrella

«Estamos contentos. Esta victoria es solo un paso. El partido estuvo muy cerrado y lo importante es ir paso a paso», fueron las primeras palabras de Blanco, quien inició el partido en la banca.

Su ingreso se produjo al minuto 62, por Charlis Ortiz, y 18 minutos más tarde estaba rompiendo la red del Zamora desde el punto penal, luego de una mano de Luis Morgullo.

«Creo que para uno es difícil estar afuera», dijo al preguntarle acerca de estar en la banca. «El equipo tiene que sumar, tengo que pensar en colectivo y es lo importante».

En cuanto al Zamora, equipo con el cual ganó su primer título en el fútbol rentado venezolano, «El Avioncito» dijo que no existe rivalidad, a pesar que ahora está «de este lado».

«Nuestro próximo rival será el más difícil, pero estoy buscando mi segunda estrella ahora con Mineros».

Datos

En el encuentro, los llaneros no tuvieron oportunidades claras de gol. De hecho, no hubo disparos a puerta, y cometieron 10 faltas. Además, sus jugadores recibieron cinco tarjetas amarillas por parte del árbitro Orlando Bracamonte.

Por su parte, Mineros tuvo dos remates al arco y produjo seis faltas, con tres amonestados.

El global finalizó 2-2, pero Mineros clasifica por haber evitado que Zamora anotara en su feudo.