Montones de basura se acumulan en la ciudad. Fotos:Wuilmer Barrero

Ciudad Guayana.- Habitantes de los diferentes sectores de  Guayana conviven entre basura y escombros, “hace años que no pasa el aseo” es la respuesta más común a la hora de abordar cualquier viandante. Muchas de las quejas denotan preocupación por el tema salud y otras por lo “fea y maloliente” que está la ciudad.

Una de las zonas más afectadas, es el sector Core 8. Habitantes comentan que, “si antes del problema de la gasolina no pasaban los camiones recolectores de basura, ahora menos”. La escasez de combustible ha dificultado el recorrido habitual del aseo urbano y las zonas más alejadas del casco central sufren mayores consecuencias.

Yesenia Urbaneja, madre de un bebé y residente de Brisas del Río, parroquia Unare, comenta que en su sector “jamás ha visto pasar un camión del aseo”, por tal motivo, la comunidad ha optado por usar una cárcava próxima a su casa como vertedero de desechos. “Cuando hay mucha basura acumulada se le prende fuego para disipar el olor y así vamos”, sentenció.

Por su parte, Alí Ávila, vecino de Yesenia, comenta que ha denunciado la situación en varias oportunidades a las autoridades, no solo por los olores insoportables, sino por el “foco de contaminación” que la situación genera. “La solución hasta ahora ha sido quemar la basura, lo que representa un peligro para la comunidad”.

Cualquier lugar al aire libre se ha vuelto propicio para “lanzar desperdicios”. Escuelas y Centros de Diagnóstico Integral (CDI) no escapan de esta situación que, día a día se vuelve insostenible.

Victoria Muñoz