Dr. Hugo Lezama

La sífilis también llamada lúes es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Treponema pálido.

La infección en el recién nacido puede ocurrir por transmisión transplacentaria o por contacto con una lesión infecciosa durante el pasaje por el canal del parto. El riesgo de infección a partir de la madre es del 70-100% en la sífilis primaria y de aproximadamente un 30% en la enfermedad latente (etapas descritas en la sífilis).

Si la sífilis materna primaria o secundaria no es tratada durante el embarazo, el 50% de los recién nacidos de estas madres desarrollara sífilis congénita, con los siguientes signos y síntomas: secreciones nasales, rinitis hemorrágica, fisuras labiales, lesiones cutáneas, parches mucosos,hepatoesplenomegalia(aumento de tamaño del hígado y del bazo),linfaadenopatias generalizadas(ganglios linfáticos aumentados de tamaño),anemia hemolítica, periostitis(inflamación de la cubierta de los huesos),ostecondritis(inflamación de la cubierta de los cartílagos) y signos del sistema nervioso central(irritabilidad, llanto persistente).

El diagnóstico se hace por clínica y exámenes de laboratorio. La clínica ya esta explicada previamente arriba, ante la evidencia y la sospecha de sífilis congénita, a pesar de la madre haberse controlado adecuadamente el embarazo y tener prueba de VDRL negativa, debe hacérsele al recién nacido la prueba de VDRL (Venereal Disease Research Laboratorio)(prueba no treponemica), un título más alto en el recién nacido que en la madre significa infección activa.

Las pruebas treponemicas (FTA-ABS) se realizan cuando las pruebas no treponemicas (VDRL) son positivas. Puede ser positiva en el recién nacido en forma secundaria a la transferencia materna de inmunoglobulina G. Si la positividad persiste más allá de los 6-12 meses, el lactante esta probablemente infectado.

Ante el diagnóstico serológico de sífilis debe ser detectada la enfermedad del Sistema Nervioso Central mediante la obtención de líquido cefalorraquídeo por punción lumbar, donde se solicitara las pruebas de VDRL y FTA en LCR.-

Afortunadamente el Treponema pálido responde a tratamiento con Penicilina. Los recién nacidos de madres que han recibido un tratamiento con penicilina adecuado para la sífilis durante el embarazo presentan un riesgo mínimo de adquirir la enfermedad. El recién nacido debe ser tratado si la terapia materna fue inadecuada, desconocida o administrada durante las últimas 4 semanas del embarazo, o si se usó un antibiótico diferente a la penicilina.-

El recién nacido VDRL positivo, aunque sea solo una indicación de transferencia materna de IgG, deben ser tratados si no se puede lograr un seguimiento adecuado.-

Si el líquido cefalorraquídeo (LCR) es normal (VDRL negativo), se administra una sola dosis de penicilina G Benzatinica.Si el LCR es anormal(VDRL positivo) se administra penicilina durante 10 días como mínimo.-

Hay que tomar precauciones en la manipulación de secreciones, líquidos corporales o sangre de todos los lactantes con sífilis congénita o sospechada hasta que se haya administrado tratamiento por 24 horas.-

El seguimiento se hace a los lactantes con pruebas repetidas de VDRL cuantitativas a los 3,6 y 12 meses. La mayoría de los lactantes desarrollaran un título negativo con el tratamiento adecuado. Un aumento de los títulos requerirá una mayor investigación y repetir el tratamiento.-

 

Hasta la próxima.-

Dr. Hugo Lezama Hernández.

Pediatra Puericultor. Egresado de la Universidad de Oriente (UDO).-

Miembro activo de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría. Filial Bolívar. Secretario de Relaciones Institucionales, Período 2021-2023.-