Naciones Unidas.- El Comité Intergubernamental sobre el Cambio Climática de la Organización de las Naciones Unidas advirtió que el calentamiento global se acelera como nunca antes y podría tener consecuencias sin precedentes. Señaló que en cuestión de una década el nivel que los líderes mundiales las temperaturas rebasarán los niveles que líderes mundiales pretendían establecer como límite.

El reporte, tildado por ONU como «un código rojo para la humanidad», recalcó que prácticamente todo el calentamiento registrado desde la era preindustrial se debe a la emisión de gases que atrapan el calor en la atmósfera, como el dióxido de carbono y el metano. Gran parte de eso es el resultado de que los seres humanos queman combustibles fósiles como carbón, petróleo, madera y gas natural.

Los científicos señalan que sólo una pequeña parte del aumento de temperatura registrado desde el siglo XIX puede atribuirse a causas naturales.

La coautora del informe Linda Mearns dijo que el documento vaticina que el calentamiento global irá peor. La científica climática del Centro Nacional estadounidense de Investigación Atmosférica subrayó que ninguna zona del globo terráqueo estaría a salvo. «No hay ningún lugar al que correr, ningún lugar donde esconderse”, dijo.

Según el reporte, el mundo cruzará el límite de los 1,5 grados Celsius en la década de 2030, antes que en predicciones que se hicieron anteriormente.

En tres de los escenarios planteados, el mundo también superaría el calentamiento de 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit) respecto a la era preindustrial, el otro objetivo menos estricto de París, y se agravarían las olas de calor, sequías y aguaceros causantes de inundaciones “a menos que en las próximas décadas se produzcan profundas reducciones de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero”, indicó el reporte, señún reseñó AP.

“Este reporte nos dice que los cambios recientes en el clima son generalizados, rápidos y se están intensificando, sin precedentes en miles de años”, dijo la vicepresidenta del IPCC Ko Barrett, asesora climática jefe de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés).

El documento de más de 3.000 páginas, elaborado por 234 científicos, subrayó que el calentamiento global acelera la subida del nivel del mar, derrite el hielo del planeta y empeora fenómenos extremos como olas de calor, las sequías, las inundaciones y las tormentas. Los ciclones tropicales se vuelven más fuertes y húmedos, mientras que el hielo marino del Ártico se reduce en verano y el permafrost se deshiela. Todas estas tendencias empeorarán, señaló el informe.

Los expertos señalaron que conforme se calienta el planeta, las regiones se verán afectadas no sólo por fenómenos extremos, sino por varios desastres climáticos simultáneos, y un ejemplo de ello es lo que ocurre ahora en el oeste de Estados Unidos, donde olas de calor, sequía e incendios forestales se combinan y causan más daños, se lee en el documento.

Parte del daño del cambio climático son “irreversibles durante siglos o milenios”, afirmó el reporte. El mundo tiene “asegurado” un aumento del nivel del mar de entre 15 y 30 centímetros (de 6 a 12 pulgadas) para mediados de siglo, según el coautor del reporte Bob Kopp, de la Universidad de Rutgers.

Los desastres ultracatastróficos, llamados a menudo “puntos de inflexión”, como el colapso de los casquetes polares y la desaceleración brusca de las corrientes oceánicas, son ahora de “baja probabilidad”, aunque no pueden descartarse por completo. El comentado bloqueo de las corrientes del Atlántico, que provocaría enormes cambios en los patrones climáticos, es improbable en este siglo, dijo Kopp.

El reporte “ofrece una fuerte sensación de urgencia para hacer aún más”, dijo Jane Lubchencho, viceasesora científica de la Casa Blanca.

En una novedad del informe, los científicos recalcaron cómo reducir los niveles de metano en el aire, un gas potente pero que se disipa con rapidez y que está en niveles récord, podría ayudar a frenar el calentamiento en el corto plazo.

Más de 100 países han hecho promesas informales de alcanzar las emisiones “neutras” de dióxido de carbono provocado por el ser humano en algún momento de mediados de siglo, lo que sería una pieza clave de las negociaciones climáticas del próximo otoño en Escocia. Esos compromisos son esenciales, indicó el informe.

“Aún es posible prevenir muchos de los impactos más duros”, dijo Barrett.

Con información de Tal Cual.