Raúl Brito, presidente de Apuneg, junto a personal docente, obrero y administrativo. Foto: Elías Rivas

La Asociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Apuneg) manifestó que los profesores no se reincorporaron a las aulas de clases, pese a que el cronograma de la Universidad tenía establecido el reintegro para el 14 de septiembre.

Raúl Brito, presidente de Apuneg, aseguró que los profesionales de la educación se reincorporarán a sus puestos de trabajo el 28 de septiembre, 14 días después de lo que dictamina la institución educativa. Manifestó que esto se debe a las demoras en los pagos de las vacaciones.

«Por cada día que se demoraron en pagarnos las vacaciones, pues nosotros también nos vamos a demorar la misma cantidad para regresar a nuestros puestos de trabajo», declaró Brito.

Para la primera quincena del mes de julio los profesores debían recibir el pago por concepto de vacaciones; sin embargo, en Venezuela ese dinero no llegó en el tiempo que corresponde.

Debido a las multitudinarias marchas en todos los estados del país en rechazo al impago, el Ministerio de Educación Universitaria ordenó pagar las vacaciones de manera fraccionada.

Esta situación no calmó las protestas que venían siendo protagonistas en distintos sectores de Venezuela.

Luego de varios días de marchas, el Ejecutivo decidió pagar las vacaciones, tal y como lo establecen los convenios colectivos, completamente.

«Vamos a iniciar el periodo vacacional el 16 de agosto del año 2022, fecha en la que corresponde con el pago del bono vacacional y recreacional completo por la presión de los universitarios y educadores», explicó, para ese entonces, el presidente de Apuneg, Raul Brito.

Por otra parte, denunció que estaban recibiendo comunicados para presionarlos a volver a las aulas.

Bono de Transporte y conectividad

El presidente del gremio también denunció que aún no habían recibido el bono de transporte y conectividad.

A finales del mes de junio, los profesores se unieron a un paro por el incumplimiento de esos pagos. La rectora de la universidad, María Elena Latuff, admitió en ese momento para Nueva Prensa de Digital que sí existían irregularidades en referencia a los pagos de los bonos.

«No es que se dejó de pagar, es que hay unos pequeños retrasos», aseveró hace dos meses.

Hoy los profesores denuncian que aún no les han pagado el dinero que corresponde al transporte y a la conectividad. La deuda es, según un comunicado de apuneg, de 3.000 bolívares.

«Cómo un profesor puede dar clase presenciales si no tiene para movilizarse», cuestionó Raúl Brito.