Foto: Stephane Hernández

Dos enormes socavones crecen a un tramo de vía Colombia en Puerto Ordaz, convirtiéndose en estado de alerta por quienes transitan a diario por el lugar.

Lo que posiblemente inició como un hueco, con el paso del tiempo se han convertido en depresiones con más de un metro de profundidad.

Transeúntes calculan que su formación inició hace unos seis meses; ambos están ubicados en sentido, Todo en Cauchos Daytona hacia el Colegio Loyola Gumilla, aunque vale mencionar, que la profundidad no se percibe con facilidad.

Felix Garcia, propietario de un negocio de la zona, expresó para el equipo de Nueva Prensa Digital, que quien desconozca la presencia de estos huecos, puede caer en ellos, porque no cuentan con ninguna señalización.

«Hace tres meses cayó un vehículo en uno de los huecos, a la luz del día. Y entre todos los que estábamos cerca, lo tuvimos que ayudar a sacar el carro», destacó.

Los socavones se encuentran rellenos de desechos sólidos, escombros y ramas de plantas. 

García, quien vive cerca de la vía, comentó que el aseo urbano es bastante irregular por esta zona, por ende los carretilleros, siempre pasan por las casa ofreciendo su servicio para botar la basura, y aprovechan los huecos para depositar los desechos en el lugar.

Los conductores y peatones de la zona, destacaron que dos socavones en la arteria vial presentan un peligro inminente para ellos. Por esto, le hacen un llamado al alcalde del municipio Caroní, Tito Oviedo, para que atienda al problema lo antes posible.