Moscú.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, dio hoy al Gobierno la orden de estudiar la posibilidad de exportar hidrógeno a los países de la Unión Europea (UE) a través de los gasoductos existentes.

Putin dio la instrucción al Gobierno junto al gigante gasístico Gazprom y el Ministerio de Exteriores de «trabajar en el tema de la posibilidad de exportar hidrógeno a los países de la UE como parte de una mezcla de metano e hidrógeno en base a los sistemas de gasoductos existentes», según la agencia oficial TASS.

El mandatario ruso quiere también que ese hidrógeno cumpla los requisitos de la «taxonomía» europea, una clasificación de qué actividades se consideran realmente sostenibles.

Recientemente el viceprimer ministro ruso Dmitri Chernishenko afirmó que la proporción del hidrógeno en la cesta energética global podría alcanzar el 24 % en 2050 y que el objetivo de Rusia es ocupar el 20 % de la cuota mundial en 2030.

«Dependiendo del ritmo del desarrollo del sector de la energía del hidrógeno, (la participación de Rusia) puede oscilar entre 200.000 toneladas en 2024 y 12 millones de toneladas en 2035 y llegar a 50 millones de toneladas en 2050», señaló.

A principios de agosto el Gobierno ruso aprobó un concepto para el desarrollo de la energía del hidrógeno en Rusia. Su primera etapa está diseñada para 3,5 años e implica la creación de clúster especializados y la implementación de proyectos piloto para la producción y exportación de hidrógeno.

En las siguientes fases (hasta 2035 y 2050) se planea crear grandes instalaciones de producción orientadas a la exportación, cambiar a la aplicación de tecnologías de hidrógeno en varios sectores de la economía, desde la petroquímica a la vivienda y los servicios comunales.

 

EFE