Bangkok.- El veterano político y nobel de la paz José Ramos-Horta ha ganado la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el sábado en Timor Oriental con el 46 por ciento de los votos cuando se ha escrutado más del 99 por ciento de las papeletas, por lo que será necesaria una segunda vuelta.

Según datos del Secretariado Técnico de Administración Electoral del país, los 278.178 votos recibidos, el 46 por ciento del total, no le bastarán a Ramos-Horta para asegurarse la presidencia al no superar la barrera del 50 por ciento, y deberá disputar la segunda vuelta el próximo 19 de abril.

Su oponente será su más inmediato perseguidor, el actual presidente y antiguo guerrillero Francisco «Lú-Olo» Guterres, que obtuvo 134.969 votos, el 22,3 por ciento del total.

Las elecciones del sábado, las quintas presidenciales que celebra esta joven y empobrecida nación del Sudeste Asiático, registraron el mayor número de candidatos con 16 aspirantes, incluidos Ramos-Horta y Guterres.

En tercer lugar en el recuento se sitúa la ex viceprimer ministra Amanda Berta dos Santos, con casi el 9 por ciento, seguida por el general Lere Anan Timur, con el 7,5 por ciento y el exministro Mariano Sabino Lopes con el 7,4 por ciento, mientras que el resto de candidatos apenas supera o no llega al dos por ciento.

El cargo de presidente tiene menos prerrogativas que el del primer ministro en Timor Oriental, aunque elige al jefe del Gobierno y puede vetar leyes, y estas elecciones son vistas principalmente como una lucha de poder entre los principales partidos del país.

Ramos-Horta, que sobrevivió un intento de asesinato en 2008, fue ministro de Exteriores entre 2002 y 2006, jefe del Gobierno de 2006 a 2007 y presidente entre 2007 y 2012, cuenta con el apoyo del Consejo Nacional para la Reconstrucción de Timor Oriental (CNRT).

El político de 77 años, que fue premio Nobel de la Paz en 1996 por su trabajo como portavoz de la resistencia timorense en el extranjero frente a la brutal ocupación Indonesia entre 1975 y 1999, se ha pronunciado a favor de disolver el actual Parlamento para terminar con la lucha de poderes que bloquea la aprobación de presupuestos desde 2020.

Tras celebrarse la segunda vuelta, el vencedor de las elecciones presidenciales jurará cargo el próximo 20 de mayo, fecha en la que el país –el más joven de Asia– cumplirá 20 años de independencia.

La República Democrática de Timor Oriental nació en 2002 como uno de los países más pobres del mundo y un pasado determinado por el colonialismo portugués, la ocupación indonesia y la transición tutelada por la ONU desde 1999 hasta la independencia.

 

EFE