Sagrado Corazón de Jesús. El Nacimiento de una nueva parroquia

91
Estamos alegres con el nacimiento de nuestra Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, quien fue erigida canónicamente como Vicaría el 13 de abril del año 2004, por Monseñor Mariano José Parra Sandoval.
   Después de 17 años de vida pastoral y espiritual y atención por parte de las hermanas Siervas del Sagrado Corazón de Jesús y de los pobres, Monseñor Helizandro Terán la instituyó  canónicamente como Parroquia  en la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. 
 
   Con palabras del teólogo español Eloy Bueno de la Fuente, en su libro de Eclesiología: La Parroquia, «es la figura de la Iglesia y su imagen más pública». En este sentido, en nuestra Diócesis la Parroquia, no sé  queda solo en ese ámbito, más bien, está llamada a ser verdadera escuela de comunión, evangelización y fraternidad;  escuela de misión y servicio; escuela de  caridad mutua entre los bautizados, y personas de buena voluntad, procurando hacer vida desde el Evangelio, donde todos se sientan Evangelizados y Evangelizadores.
 
   La Parroquia está llamada a ser célula viva, que haga crecer la Fe, la caridad, el Culto y el Compromiso. Donde ser hermanos sea uno de sus más altos trabajos y tareas. 
   En medio de esta situación de la pandemia que atravesamos hoy en día, a causa del Covid-19, asumimos este reto abandonando todas las excusas y temores, apostando por la prudencia en la operatividad, y anhelando poder estar a la altura del compromiso que se nos presenta en nuestra realidad pastoral concreta. 
Un Gran reto.
   Es hacer de la Parroquia una comunidad de comunidades. Concebida de esta forma, se sitúa en la óptica de la unidad, comunión, corresponsabilidad y evangelización. Y se hace capaz de unir en ella pequeñas comunidades o grupos, movimientos, y acciones o vivencias; que busquen tener como fruto una comunidad que viva centrada en Cristo y a su vez dé testimonio de su misión evangelizadora.
Una Petición
   Como comunidad de fe que hace vida en los asentamientos campesinos, les pedimos “oren por nosotros”, por cada uno de los bautizados que hacemos vida en los distintos macro sectores de nuestra Parroquia, Palo Grande, La Josefina, La Sabanita, Los Rosos, Los Culíes. Contamos son sus oraciones y con su apoyo. Ustedes como parroquias que ya han hecho un largo o corto camino, pueden ayudarnos a crecer en esta experiencia de misión a la que hoy nos llama la Iglesia.
 
Agradecimiento
 
   Queremos agradecer a las Siervas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Pobres por todo el trabajo y acompañamiento pastoral, que por más de veinte años realizaron en nuestras comunidades, a todos los sacerdotes que les apoyaron desde la capellanía, así como el servicio de apoyo para que la vida sacramental estuviera presente en nuestros sectores y comunidades.
   Gracias a Monseñor Helizandro Terán, por regalarnos la gracia de tener de manera fija un sacerdote, que pueda emprender este camino y dar estos primeros pasos junto a nuestra comunidad, ahora Parroquia Sagrado Corazón de Jesús.
   Que María Inmaculada siga custodiando nuestra Diócesis, nos encomendamos al cuidado y protección de San José, custodio de la Iglesia y de las familias, que los jóvenes respondan al llamado de Dios, y deseen consagrar su vida, su historia y su persona, al Sagrado Corazón de Jesús el Buen Pastor.
 
         Unidos en la Eucaristía y la  Oración. 
 
 
Pbro. José Antonio Brito. 
Y la Comunidad Parroquial