Cicpc, colectó 57 cartuchos percutidos calibre 9 milímetros en la casa

Ciudad Guayana.-Los sujetos irrumpieron en el inmueble en horas de la madrugada de este miércoles y dispararon en ráfagas sus armas automáticas contra su víctima, el asesinato ocurrió pasadas las cuatro de la mañana en la manzana 113 de Las Teodokildas, al lado del Core 8, Puerto Ordaz.

Cuentan vecinos que se despertaron con las detonaciones. A los pocos minutos escucharon el ruido de unos autos, ellos no saben, si era uno o varios, ya que aún era de noche.

Duver Isaac Zacarías Pinto de 38 años de edad, residía en la vivienda número 03 con su familia, su oficio era minero. Se presume que los bandidos estuvieron varias horas en el lugar y después que consiguieron lo que buscaban lo mataron.

Trascendió de manera extraoficial que en el domicilio se hallaban otras personas que fueron sometidas. Al parecer llevaban el rostro cubierto, información que no pudo ser confirmada.

Se robaron varias cosas de valor, aparentemente una fuerte suma de dinero y cierta cantidad en oro. La víctima tenía antecedentes por robo y hurto, existe la presunción que los pistoleros no son de la zona, es posible que estén residenciados al Sur del estado Bolívar.

Se trató de indagar en cual sector minero estaba Zacarías y no se pudo, algunos allegados no quisieron aportar datos, posiblemente por temor.

Expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas que se hicieron presentes colectaron en la escena del crimen un aproximado de 57 cartuchos percutidos calibre 9 milímetros y dos proyectiles sin percutir.

También varios fragmentos de plomo que serán sometidos a experticias y se harán comparaciones con el fin de identificar alguna arma de fuego y su posterior dueño para llegar hasta los culpables de este crimen.

Murió de un tiro en la cabeza

A las dos de la tarde del martes en la avenida Caracas, frente al barrio Las Amazonas del Core 8, Puerto Ordaz. Una persona fue interceptada por tres delincuentes portando armas de fuego para matarlo.

Juan Carlos Arévalo Rico de 47 años, con antecedentes por el delito de hurto, fue golpeado por sus adversarios y después uno de los antisociales le disparó en la cabeza.

El infortunado hombre murió enseguida, transeúntes no pudieron ayudarlo. Los homicidas huyeron, se escurrieron por una de las calles de esta comunidad sin dejar pistas.

Una comisión del Cicpc, acudió al lugar y detectives se encargaron de levantar el cadáver y colectar evidencias en el sitio del suceso. Se presume que el móvil de dicho crimen fue la venganza.

 
Bladimir Martínez Ladera
[email protected]