Transportistas angustiados por operatividad de las líneas en la Plaza del Hierro. Fotos: Wilmer Barrero

Ciudad Guayana.- La plataforma del sector transporte Unidos por Venezuela en Bolívar, denuncia que hace tres meses, conductores de las líneas de transporte organizadas de la Plaza del Hierro, en Puerto Ordaz, están siendo acosados por autoridades municipales. 

Fabiola Medina, coordinadora regional de Unidos por Venezuela, en representación de las líneas afectadas expresa que no ven el sentido a este asedio, porque las líneas organizadas tienen toda su documentación en regla.

“Nuestras unidades están completamente identificadas, cada conductor tiene su tarjeta de chequeo, carta de afiliación, todo la documentación está en regla”, detalla la también la presidenta de la línea Orincar.

De manera que no ven las razones de por qué la insistencia de los funcionarios en supervisarlos, dejando a un lado las líneas piratas.

Estas acciones la califican como una manera de presionarlos, por ello, estas medidas les hacen pensar la intención de desalojarlos de este terminal de transferencia de Bus de Tránsito Rápido (BTR). 

“Si nos quieren sacar de la plaza, que se nos convoquen a una reunión. Nosotros tenemos años aquí haciendo vida con Transbolívar”, exhorta Medina.

En este sentido, el grupo de conductores dicen, que es un atropello hacia el sector transporte organizado.

“Para acá nos mandan a cada ratico la Guardia, la Policía Municipal, la Policía Estadal y el Intt, según debido a un operativo para ver cómo estamos funcionando y ver los papeles en regla”, relata Medina.

Sin embargo no les solicitan la tarjeta de chequeo o carta de afiliación, que a su juicio es lo que deberían pedirles.

Critica que en el municipio Caroní existe mucha piratería y se preguntan ¿por qué no atacan a las líneas piratas? 

En el caso de haber planes de remover este terminal de transferencia, los transportistas consideran que lo más adecuado sería anunciar y preparar el lugar dónde sería mudado.  

“Si nosotros tenemos que salir, queremos salir bajo un acta, que aquí no va a funcionar ninguna línea de transporte”, advierte Medina.

Solicitud de rutas

La coordinadora regional de Unidos por Venezuela desconoce por qué la Alcaldía de Caroní les están exigiendo solicitud de rutas.

“No entendemos que solicitud es esa, si nosotros ya tenemos una ruta establecida”.   

Sobre este tema Medina opina que si se está pensando en reestructurar la ruta, esto debería ejecutarse en otras paradas donde no hay transporte público.

“Nosotros ya estamos aquí organizados no desde ahorita, tenemos más de 14 años funcionando y con una ruta establecida, no entiendo por qué nosotros tenemos que ir a una reorganización; además tenemos constancia del servicio que prestamos”, enfatiza.

En relación a esta situación también responde que “si nos van a sacar no sabemos hacia dónde, se habla de otra terminal, pero no sabemos con que capital lo van a construir; si Tito Oviedo hasta ahora no nos ha cumplido con 10 millardos, se quedaron en una hoja”.  

Transportistas llevan 14 años en la Plaza del Hierro

Ante este panorama los conductores están bajo la incertidumbre en cuanto a la operatividad de sus unidades en la Plaza del Hierro.

Lo que los ha llevado a encuestar a los usuarios del transporte urbano, si están de acuerdo o desacuerdo de esta posible medida.

Mejoras a la ciudad  

Por otro lado, Medina lamenta las condiciones de descuido de la plaza.

“Los gobernantes deberían ponerle más amor a la plaza como: iluminación, adecuar las áreas de las líneas organizadas”. 

Medina recuerda que las unidades también se ven afectadas por las condiciones de las calles y autopistas, situación que repercute en el cumplimiento de muchas rutas urbanas.

“Nosotros no podemos prestar el servicio dentro de las comunidades como: Las Amazonas y Core 8, las calles están en completo estado de deterioro, es decir, huecos por donde quiera, entonces no podemos cumplir una ruta como debe ser”, critica.

El problema del billete de 200

El sector transporte hace un llamado a las autoridades regionales, que solvente la raíz del rechazo hacia los billetes de baja denominación.

 

Responsabilizan directamente a los vendedores de los mercados.

“No vengan directamente al sector transporte, porque nosotros no somos el problema. Cuando vamos a comprar no nos reciben el billete. Así como nos mandan inspecciones a nosotros, serían bueno que lo hicieran a los mercados municipales” concluye.

Por Yessika Muñoz

[email protected]