Bruselas.- La Unión Europea (UE), Estados Unidos, la OTAN y la OSCE reafirmaron hoy la defensa de la «arquitectura de seguridad europea existente» y su determinación de resolver por la vía diplomática la crisis generada por Rusia en la frontera con Ucrania con «un frente transatlántico fuerte, claro y unido».

Son los principales compromisos alcanzados en la primera llamada en formato «cuadrilátero» que protagonizaron este miércoles el alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell; el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; y la presidencia en ejercicio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que ejerce Polonia, según informó el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

Esta llamada se produjo esta tarde en «el contexto de la continua coordinación transatlántica y multilateral en materia de seguridad europea», agregó en un comunicado el SEAE.

En un tuit, Borrell dijo que había sido una «buena» discusión sobre «la seguridad europea y sobre los próximos pasos» a seguir, y que acordaron «la necesidad de mantener los principios fundamentales de la seguridad europea y de que Rusia desescalara» la tensión.

Esta «buena llamada de coordinación», en palabras de Stoltenberg, supone «una fuerte señal de unidad en este momento crítico», añadió el secretario general de la Alianza Atlántica en otro tuit.

Los cuatro discutieron la acumulación militar de Rusia alrededor de Ucrania, así como los compromisos diplomáticos bilaterales e internacionales en curso relacionados con «los intentos rusos de redefinir los arreglos de seguridad en Europa», indicó el SEAE.

Además, los cuatro «reafirmaron la necesidad de defender los principios fundamentales de la arquitectura de seguridad europea existente», consagrados en particular dentro de la OSCE.

Subrayaron asimismo «su determinación de continuar consultas intensas sobre la identificación de formas de resolver la situación a través del compromiso diplomático bilateral y multilateral y presentando un frente transatlántico fuerte, claro y unido».

Los ministros de Exteriores de los Estados miembros de la UE en su reunión en Brest (Francia) la semana pasada acordaron fortalecer aún más la coordinación con los Estados Unidos y la OTAN, y mejorar la cooperación de la Unión Europea dentro de la OSCE, y solicitaron a Borrell que coordine estas actividades.

La llamada del «cuadrilátero» se produjo precisamente después de la cita en la ciudad francesa y otros intercambios recientes entre socios, incluso con sus homólogos ucranianos, y antes de las conversaciones de EE.UU. con Rusia previstas el viernes en Suiza.

Precisamente, los ministros de Exteriores de los Veintisiete en Bruselas tratarán el lunes en detalle la situación y se espera que acuerden unas conclusiones sobre la forma de desactivar la crisis en la frontera entre Rusia y Ucrania, sobre la que Blinken ha iniciado una gira europea en un intento de rebajar la tensión.

Borrell, también vicepresidente de la Comisión Europea, invitó hoy a Blinken a unirse a esa reunión para «continuar nuestros contactos en los esfuerzos diplomáticos internacionales que están en marcha y la continua y estrecha coordinación transatlántica», tuiteó el jefe de la diplomacia europea.

El secretario de Estado llegó este miércoles a Ucrania para sendas reuniones con el presidente de ese país, Volodímir Zelenski, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, a quienes prometió más ayuda militar ante los planes agresivos del presidente ruso, Vladímir Putin, al que acusó de negarse a rebajar la tensión militar en la frontera con el país vecino.

Blinken se dirigirá posteriormente a Alemania para entrevistarse con su homóloga alemana, Annalena Baerbock, y el viernes se reunirá con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en Ginebra, en una cita que el Ejecutivo del presidente Joe Biden describe como «una oportunidad» para compartir sus grandes preocupaciones con Rusia sobre la situación en Ucrania, y de encontrar puntos comunes para continuar la vía diplomática.

Por su parte, Borrell volvió a reiterar este miércoles el apoyo a Ucrania ante el refuerzo militar ruso junto a su territorio, y elogió la «moderación» que está mostrando el país durante una llamada telefónica que mantuvo con Kuleba, en la que le expresó el «apoyo firme y sin cambios de la UE a Ucrania».

La semana pasada Rusia participó en diferentes reuniones bilaterales con Estados Unidos, la OTAN y la OSCE a fin de tratar el refuerzo militar que lleva a cabo junto a Ucrania.

 

EFE