San Antonio, Texas, Estados Unidos. El uzbeko Murodjon Akhmadaliev venció este sábado por nocaút en el duodécimo asalto al estadounidense Ronny Ríos y mantuvo sus títulos de peso súper gallo de la Asociación Mundial de Boxeo y la Federación Internacional.

Después de imponer condiciones en su tercera defensa, Akhmadaliev le dio una paliza al norteamericano en el último round. Lo castigó con volados, ganchos y combinaciones para provocar una cuenta de protección.

El campeón defensor olió sangre y salió a acabar con Ríos, lo cual consiguió, en medio del combate librado en el Tech Port Arena en San Antonio, Texas.

Ataque tras el primero

Después de un primer asalto de estudio en el que ninguno de los dos rivales sacó ventaja, en el segundo Akhmadaliev impuso condiciones con el 1-2 y buenos movimientos laterales, con los que escapó de los ataques del rival. Se lastimó la mano, pero no dio muestras de ello.

Con buenos ganchos y un efectivo «upper», el europeo aumentó poco a poco la ventaja, que hizo clara en el cuarto segmento, con el swing (volado) efectivo al pómulo del norteamericano.

Poco a poco Akhmadaliev tomó confianza ante un Ríos demasiado parado, fuera de distancia después de más de 16 meses sin pelear.

Californiano fue incapaz de golpear desde atrás

Pese a tener mayor alcance, el californiano fue incapaz de golpear desde atrás. En cambio, Murodjon entró y salió a su antojo, mostró buen repertorio de golpes y ganó sin dificultad los asaltos hasta el noveno.

En el décimo, Ríos salió a forzar, pero no pudo recuperarse e las tarjetas; acumuló cansancio y llegó mal al cierre.

Akhmadaliev llegó a 11 triunfos en el mismo número de combates, ocho por nocáut, mientras Ronny Ríos sumó su cuarto revés con 33 victorias.

En el pleito previo, la estadounidense Jessica «Caskilla» Mc Caskill venció por nocáut en tres asaltos a la mexicana Alma Ibarra y retuvo todos los cinturones del peso welter.

EFE deportes