Adrián Cedeño
Foto: @adriancedenotenor /Instagram

El cantante venezolano Adrián Cedeño no quiere encasillarse, por eso ha decidido sorprender a todos los guayaneses con un material audiovisual donde mostrará otra faceta musical.

El joven talento guayanés, conocido como el «Tenor de Guayana», está en la etapa de postproducción de un concierto íntimo, al estilo free cover, con lo más sonado en el género gaitas.

En entrevista exclusiva con Nueva Prensa Digital, habló sobre este nuevo material, su trayectoria musical y próximos proyectos.

«La idea surge por no querer quedarme atrás; llevo ocho años en el medio musical y no he parado, pero uno siempre quiere ser visto, cantando, viajando, haciendo cosas porque si dejas de hacerlo, desapareces y esa no es la idea, hay que seguir cantando y haciendo bulla».

Aunque parezca extraña la fusión del canto lírico con la gaita, Adrián Cedeño aclara que el género zuliano tiene mucho de lírico en sus interpretaciones y en sus principales exponentes. Neguito Borjas y Betulio Medina, entre otros, manejan una técnica lírica.

«El canto lírico te permite acceder a todo el registro de la gaita, porque además, la gaita hay que cantarla con mucha fuerza, son notas muy altas que solo adquieres cuando cantas lírico», explica Cedeño.

El nuevo proyecto musical al que ha bautizado como «Anochecer gaitero», cuya grabación se llevó a cabo el 8 de noviembre, estará disponible en una semana y media, máximo dos, según adelanta el cantante.

Lo respaldan grandes empresas de la zona, gesto que agradece porque «el empresario, aparte de ayudarte en la parte económica, te da credibilidad y prestigio», resalta.

Inicios

Adrián Cedeño creció entre el rock, la gaita, la música oriental, la italiana y la española, gracias a sus vecinos (maracuchos) y a su familia, tanto paterna como materna.

Su interés por la música proviene desde muy pequeño, pero fue a los 16 años cuando inician las prácticas de manera profesional, con el maestro Larry Salinas.

Aunque sus primeros pasos musicales los dio en una coral de iglesia, no fue sino hasta los años 2009-2010 cuando sintió atracción por el canto lírico.

«Mi mamá un día me dice que hay un señor que canta fuerte como yo, que lo buscara. Lo ubico en Facebook, le dejo un mensaje y el señor muy eufórico me llamó y me citó en su academia, en Ciudad Bolívar, era nada más y nada menos que el señor David Hidalgo, ‘el tenor del Orinoco’; una gran fortuna que fuese mi primer profesor de canto».

Desde entonces crece su amor y pasión por el canto lírico, la ópera y sus exponentes de renombre: Mozart, Beethoven, entre otros.

«Siempre me ha gustado lo difícil, yo quería hacer lo que no hace todo el mundo (…) del canto lírico me enganchó el caché que te da, es llevar la música a otro nivel. Sientes un éxtasis al cantarlo, que no ocurre cuando canto otro género musical», sostiene.

Joven prodigio

Cedeño domina el inglés, francés, italiano, alemán, ruso, además toca el violín, piano y chelo. El joven prodigio guayanés también es arquitecto y ha sabido fusionar la perfección de la arquitectura con la rigurosidad y ardua preparación que requiere la música clásica.

Aun así, Adrián no se limita a explotar otras áreas musicales que ya de por sí domina. Baladas, gaitas, parranda, rancheras y hasta tambores, lo interpreta con total propiedad.

«Los cantantes líricos de la vieja escuela me crucificarían porque es un gremio muy crítico, conservador, muy puristas; los de la nueva escuela me preguntan qué pasó con Mozart, qué pasó con Beethoven, pero les digo que en Venezuela eso se escucha muy poco y yo quiero sonar, aunque me gusta mucho la ópera y la seguiré cantando. Siempre estaré preparado».

Proyectos

Adrián Cedeño viene con nuevos proyectos para estos últimos meses del año con el tradicional concierto Puer Natus, el 17 de diciembre en el Gran Salón del Centro Portugués Venezolano de Guayana y el 18 del mismo mes se llevará a cabo en Ciudad Bolívar; también señala que tendrá presentaciones en diversos escenarios locales, con sus gaitas, parrandas, baladas y lo que su público le pida.

Promete realizar otro audiovisual como el de las gaitas, pero esta vez dedicado a la ranchera.

El 17 de febrero del año 2023, cerrará su agenda con broche de oro, pues presentará la ópera L’elisir d’amore, en el Teatro Teresa Carreño, en Caracas.

Adrián Cedeño es un joven de retos, se plantea un proyecto y lo ejecuta confiado en su talento y tenacidad por llevar su música y sus interpretaciones a otros niveles. Cantar ópera lo hace sentir admirado y a la vez realizado, pero eso no lo limita a pasearse por otros géneros musicales que domina a la perfección.

Espera seguir contando con su fiel público guayanés y sumar nuevos aplausos en cada una de sus presentaciones.