Los bancos se observaron casi vacíos. Fotos: Wuilmer Barrero

Los bancos de Puerto Ordaz durante este lunes 23 de enero,  se encontraban despejados de las acostumbradas largas filas de jubilados y pensionados, a la espera de cobrar el beneficio, se presume que esto se debió a que la mayoría se encontraban en el llamado a marcha que fue convocada  en Alta Vista.

En un comunicado que fue liberado el viernes 20 por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS),  donde confirmaron que sería pagada la pensión el lunes 23, muchos quedaron decepcionados,  lo que influye que algunos se unieran a la protesta.

Esto se evidenció en la poca cantidad de adultos mayores que se encontraban realizando el retiro del beneficio.

El valor actual de la pensión se encuentra en los 130 bolívares, el cual califican como muy bajo para el valor de la canasta básica de un hogar e imposible de utilizarlo para cubrir un tratamiento médico permanente.

Pensionados preocupados

Uno de los jubilados que se encuentra intranquilo por la grave situación en la que todos se encuentran es Juan Bolívar, un electricista, que para poder llevar el sustento a su hogar, debe realizar trabajos con los clientes que encuentre.

«Esos 130 no llegan a 6 dólares y tengo que hacer magia con esa pensión, por lo menos para un pollo no me alcanza, lamentablemente a veces toca comer lo que uno pueda», declaró Bolívar.

Agregó que lamentablemente no tiene a ningún familiar en el país que lo apoye económicamente.

Migdalys Guevara denuncia que ese dinero no alcanza para nada y que a duras penas logran comprar dos artículos y para poder abastecer su hogar tuvo que conseguir otras entradas de ingreso.

Guevara expresó que, «tengo que hacer magia, porque soy docente y tampoco me alcanza el sueldo que cobro».

«No me alcanza para comprar una caja para mi pastilla de la tensión, ya que a mí me sale en 170 bolívares, la compro gracias a la bodega que tengo en mi casa, que es la que me ha ayudado a llevar el alimento a mi casa», expresó Yolanda Romero una de las pensionadas que se encontraba en los bancos.