Betis

Ver el césped del Estadio Benito Villamarín cubierto de peluches, se ha convertido en la estampa de cada navidad del Real Betis que da la vuelta al mundo. Una acción que ya es una tradición en el último partido del año en casa.

Además de peluches, muchos de los aficionados han llevado otro tipo de juguetes que han entregado en la puerta del Estadio.

En total se recogieron 14.000 peluches y juguetes para que ningún niño se quede sin su regalo en estas fechas. 

Esta iniciativa solidaria del Club vuelve a poner de manifiesto la solidaridad de los aficionados béticos.

Después de que el árbitro pitara el final de la primera parte del Real Betis— Athletic Club y tras la cuenta atrás del speaker, la afición regó el césped verdiblanco de peluches, dejando una colorida imagen sobre el terreno de juego.

La Fundación Real Betis ya se encuentra desde esta misma mañana entregando peluches a distintas asociaciones de la ciudad y durante las próximas semanas y meses seguirá haciendo este reparto tanto a nivel nacional como internacional.

Entre los destinatarios que ya han recibido peluches verdiblancos se encuentra la Comisión Española de Atención al Refugiado o los niños beneficiarios del proyecto que la Fundación tiene en Guinea Ecuatorial de la mano de Benjamín Zarandona.