Bujador (Campamento de refugiados saharauis, Argelia).- El nuevo enviado de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, llegó hoy a los campamentos de refugiados saharauis levantados hace 45 años en la provincia desértica argelina de Tinduf en el marco de su primera gira por la región.

Se trata de una zona en conflicto desde que en 1975 Marruecos ocupara la antigua colonia española.

El diplomático italo-sueco, nombrado hace tres meses tras dos años de obstáculos, aterrizó a media mañana en el aeropuerto de Tinduf desde donde se desplazó a los campamentos en un convoy de varios todoterreno escoltado por el Ejército argelino y efectivos del Frente Polisario.

Su primera parada fue el campamento de Smara, el mayor de los cinco instalados en Tinduf, donde fue recibido por la población y visitó colegios, hospitales y otras infraestructuras.

Durante el día está previsto que se reúna con miembros del equipo negociador con la ONU del Polisario, responsables locales y miembros del gobierno, antes de participar en una cena de gala.

Para el domingo está previsto que se reúna con el líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) Brahim Ghali.

UN NUEVO DESAFÍO

La visita de De Mistura, un diplomático con gran experiencia en conflictos, se produce en un contexto muy diferente a la de sus predecesores, ya que la zona esta inmersa en una fuerte tensión bélica desde que hace un año tropas marroquíes penetraran en el paso de Guerguerat, una zona desmilitarizada que, pese a ello, Marruecos y Mauritania explotan comercialmente.

El Frente Polisario consideró la entrada de las tropas marroquíes, que pretendían desalojar a un grupo de saharauis que protestaban contra el uso de la carretera en un territorio que reclaman, como una ruptura del alto el fuego firmado en 1991 y lanzaron una ofensiva militar contra el muro de separación construido por Rabat en el desierto que un año después continua.

A juicio del Representante del Frente Polisario ante la ONU y coordinador con la misión de Naciones Unidas para el Sahara (MINURSO), Sidi Mohamed Omar, esta visita se produce en un contexto totalmente diferente de los contextos anteriores.

«Sobre todo en lo que se refiere al estado de guerra abierta entre la RASD y el Estado ocupante de Marruecos desde el día que Marruecos violó el al fuego el 13 de noviembre de 2020 al atacar un grupo de civiles saharauis», señaló.

La postura del Frente de Polisario – añadió – «es siempre luchar hasta la plena independencia de la República saharaui. Estamos en una situación en la que no hay ni alto fuego ni proceso de paz y este es uno de los grandes retos a los que debería enfrentar De Mistura».

 

EFE