El colector de aguas de lluvias colapsó, la pasura no permite que el agua de lluvias circule libremente. Foto Cortensía de un vecino

Vecinos del sector Las Batallas, parroquia Simón Bolívar, San Félix, alarmados por el monto que deben cancelar por concepto del servicio de aseo urbano a Fomento de Servicios Públicos Compañía Anónima.

“Fospuca pretende cobrar en dólares, más del salario mínimo que recibe un trabajador”, aseguró Carlos Gutiérrez.

Dice que el monto pasa de los 150 bolívares y está reflejado en el recibo del servicio eléctrico, “quieren percibir más de lo que se paga por electricidad”.

Según, aún los camiones recolectores de basura no pasan por esta comunidad, propios no han visto el primero circular por las calles de este lugar.

Los desechos sólidos que producen en sus casas tienen que lanzarlos en una alcantarilla que baja desde Bella Vista y pasa por esta comunidad.

Colapsó alcantarilla

Petra García indicó que la alcantarilla colapsó a consecuencias de las toneladas de basura que echan en la zanja.

“El servicio de aseo urbano desapareció hace mucho tiempo del barrio. Los vecinos se ven obligados a echar la basura en la zanja que baja desde Bella Vista y atraviesa el sector, hasta llegar al río Caroní”.

Cuenta que el grave problema ocurre cuando llueve. El colector se rebosa en la calle Boyacá, debido a la basura y a los escombros que reposan en la zanja.

Guaya eléctrica

Perjudicados exhortaron al alcalde Tito Oviedo y al gobernador del estado Bolívar, Ángel Marcano, para que meta la lupa a las intenciones de Fospuca, “no, nos negamos a pagar el servicio, servicio que aún no recibimos y el monto no se ajusta al salario de los venezolanos”.

También, acusaron a Corpoelec por no acudir a Las Batallas a reparar una guaya que tiene más de cuatro meses que se cayó y representa un peligro en el sector.

La guaya de alta tensión está adyacente a la Escuela Nacional Básica General Francisco Conde, lugareños temen por la vida de algún nativo y hacen responsables a la empresa eléctrica.