Caracas.- En vísperas de celebrarse el Día Nacional del Maestro, los docentes venezolanos, quienes afirman no tener nada que festejar, protestaron este viernes frente a la sede del Ministerio de Educación, exigiendo mejores salarios y condiciones para trabajar.

Gricelda Sánchez, docente y presidenta de Formación de Dirigentes Sindicales, junto a un grupo de colegas, responsabilizó a la ministra Yelitze Santaella, por la crisis del sector educación. 

«Ustedes son los responsables del debacle educativo», expresó a través de un video difundido en Twitter.

Aegura que no bajarán la guardia hasta alcanzar un salario que les permita vivir, además, remarcó que al menos unos 20 voceros no acudieron a la protesta por estar contagiados de Covid-19. 

«Hoy rechazamos que no se reconozca la deuda del contrato colectivo que se venció en 2020. Queremos que se estime un seguro HCM para activos y jubilados (…) Esta es nuestra primera movilización del año, no aceptaremos más crímenes en el sector educación», recalcó. 

En otros puntos de la capital

Entre tanto, otro grupo de docentes manifestaron frente a colegios y liceos de Caracas.

Édgar Machado, presidente del Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital, desde la Unidad Educativa Escuela Amanda de Schnell, en la parroquia La Vega, aseguró en declaraciones para El Pitazo que 75 % de los centros educativos de Caracas no están acondicionados para clases presenciales. 

De igual manera, afirmó que de los 28 mil centros educativos en todo el país, el Ministerio de Educación ha reacondicionado solo 5 %. 

Salarios

Otro de los problemas que expone el docente es sobre los salarios. Dice que un Técnico Superior recibe 34 bolívares quincenales, «¿Qué hace un docente para mantener a su familia con 34 bolívares», expresó. 

El dirigente sindical hace un llamado a la ministra de Educación, Yelitze Santaella, a que tenga en cuenta el contrato colectivo. Denuncia que están llamando a docentes jubilados para reactivarlos y que se presenten en las aulas, ante la deserción de docentes activos. 

«El año pasado al menos 5 mil docentes en Caracas se dedicaban a otras actividades, eso es casi 30 % de los maestros. Este año seguro son más, porque están llamando a jubilados para reactivarlos», aseveró.  

Bioseguridad por cuenta propia

Sobre las condiciones de bioseguridad para mitigar contagios de Covid-19, el docente indica que los instrumentos como tapabocas, gel o alcohol, corren por cuenta propia del maestro o gracias a la colaboración de padres y representantes. 

«No nos garantizan la bioseguridad ni para los docentes ni para los muchachos, esa parte sale del bolsillo de los docentes y de los padres. Hay instituciones que les llega agua una vez a la semana, cómo hace ese centro educativo para mantener la higiene, es difícil».

Denuncia que directores de centros educativos obligan la asistencia de los docentes cinco días a la semana, o de lo contrario, el Ministerio de Educación les suspende el salario.