Houston, Estados Unidos. El antesalista venezolano Eugenio Suárez jugó con «swing» de alta clase y pegó su cuadrangular número 40 en lo que va de temporada, que hizo historia, se convirtió en el pelotero latinoamericano más destacado en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas.

Otro de los bates de poder fue el guardabosques dominicano Juan Soto, que también desapareció la pelota del campo y mantiene su condición de pelotero envuelto en las marcas de equipo y de las mayores relacionadas con la ofensiva.

Los Cardenales de San Luis ganaron por 4-3 a los Rojos de Cincinnati en el primer juego de una doble cartelera, en el que Suárez mandó la pelota a la calle y volvió a ser el que salvó el honor de la ofensiva de su equipo.

Pero además, Suárez, que mandó la pelota justo detrás de la cerca por el jardín central del Busch Stadium con un corredor en circulación contra el abridor Miles Mikolas, afianzó su puesto en la historia de los Rojos, aunque horas más tarde, en el segundo juego de la doble cartelera, tuvo que dejar que el encuentro tras ser golpeado en la mano izquierda por un lanzamiento del puertorriqueño Daniel Ponce de León.

Tras romper marcar va por otro récord

Con su cuadragésimo vuelacercas, Suárez rompió el empate que tenía con el cubano Atanasio «Tany» Pérez e implantó una marca de más bambinazos en una temporada para un tercera base del equipo. Suárez, que se puso los 40 jonrones como una meta personal durante la temporada muerta, estaba fascinado con lo conseguido.

Suárez reconoció al concluir el partido que se sentía orgulloso porque había alcanzado una meta que el sólo se impuso durante el descanso invernal.

«Ese jonrón 40 es otro sueño hecho realidad. Corrí las bases y me dije, ‘Gracias Dios por darme esta oportunidad de ser parte del club de jugadores con 40 jonrones y el sexto venezolano que lo logra».

Los otros venezolanos que lograron la misma fueron Andrés Galarraga (tres veces), Miguel Cabrera (dos), Richard Hidalgo, Antonio Armas y Carlos González.

Los 47 cuadrangulares de Galarraga con los Rockies de Colorado en 1996 son el récord de todos los tiempos para un venezolano, y con un mes por jugar, son ahora la nueva meta de Suárez.

Mientras que desde el montículo, la victoria se la quedó el cerrador dominicano Carlos Martínez (4-2), quien trabajó un episodio.

Soto lideró a los Nacionales

Soto, de 20 años, que se fue de 4-3, con dos carreras anotadas y tres impulsadas, botó la pelota fuera del campo y lideró la ofensiva de los Nacionales de Washington, que superaron 9-3 a los Marlins de Miami.

El joven toletero quisqueyano llegó a los 31 cuadrangulares después que mandó la pelota fuera del parque en el séptimo episodio cuando había un corredor en circulación.

A su vez, los Marlins tuvieron al segunda base dominicano Starlin Castro (16) de líder, al mandar la pelota al otro lado de la barda en el quinto episodio, sin que hubiese ningún corredor en base.

EFE