Calle Otamaco, obstaculizada por los vecinos. Fotos: Wuilmer Barrero

Ciudad Guayana -. La decisión de obstaculizar una vía pública,  fue tomada luego de una reunión  entre los moradores más afectados, porque la calle se encontraba abarrotada de basura, emanando olores putrefactos, también originando la reproducción de moscas, ratas, gusanos y a su vez atrayendo la presencia excesiva de zamuros que llegan hasta sus hogares.

Vecinos recalcan que además existe mucha inseguridad  por la falta de alumbrado y limpieza del monte, convirtiendo el lugar en “boca de lobo” por las noches, permitiendo la realización de actividades delictivas.

“Hemos presenciado como despojan violentamente a personas de sus pertenencia, incluso carros robados han metido aquí. No es la primera vez que se cierra la calle y lo vamos a seguir haciendo hasta que sea necesario”, confirmó  César  Figuera habitante del lugar.

Acotó que al principio la Alcaldía de Caroní abría la calle, después de un tiempo persona externas comenzaron también a desbloquear el paso durante las noches, hasta que los vecinos se dieron cuenta  y exigieron que los foráneos  se fueran del lugar.

Los habitantes se organizaron nuevamente  y  volvieron a cerrar la vía con troncos, tambores entre otros objetos.

César Figuera, habitante perjudicado por la basura

Figuera comenta que “la comunidad solo exige una solución real por parte de los entes gubernamentales, ya que solo hacen promesas que no cumplen”.

Por otra parte piden a los habitantes de las otras calles y carreras de la urbanización  Manoa que tengan un poco más de conciencia y prudencia para elegir el lugar donde depositan sus desperdicios diarios, destacando que el camión del aseo urbano pasa con frecuencia por la zona y no hay motivo por el cual ellos utilicen esta vía como basurero.

 

Katiusca González Gutiérrez

Pasante