El canciller Félix Plasencia tildó de lamentable el informe presentado este lunes por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y cuestionó que “reproduzca las fallas metodológicas presentes en documentos previos”.

“Venezuela rechaza las falsas aseveraciones del informe sobre supuestas detenciones arbitrarias o persecuciones por el ejercicio o la defensa de los derechos humanos”, dice parte del texto.

Cuestionó que “se incorporen afirmaciones sin fundamento alguno, que no han sido debidamente constatadas por las autoridades del Estado tal como lo exige su propia metodología de trabajo”, indico

El Ejecutivo ratifica que continuará cooperando con la oficina de la ONU, con base en el respeto de verdad y los principios de objetividad.