Moscú.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, llamó este domingo a sus homólogos de Kirguistán, Sadir Zhapárov, y de Tayikistán, Emomalí Rajmón, para instarles a frenar la escalada bélica en la frontera, que ha dejado decenas de muertos en ambos bandos.

«Vladímir Putin llamó a las partes a evitar una mayor escalada y tomar medidas para resolver la situación lo antes posible por la vía pacífica», dice el comunicado oficial, publicado en la web del Kremlin.

El líder ruso reiteró asimismo la disposición de Moscú de «prestar la asistencia necesaria para garantizar la estabilidad en la frontera entre Kirguistán y Tayikistán».

Biskek aumentó este domingo a 36 el número de fallecidos a causa de los choques armados en la frontera con Tayikistán, que estallaron esta semana.

«El número total de víctimas por el conflicto armado en la provincia (fronteriza) de Batken de Kirguistán se sitúa en 36», señaló el Ministerio de Sanidad.

Según fuentes médicas, la cifra de heridos roza los 130.

Tayikistán, a su vez, informó este domingo de 35 muertos y acusó a los guardias fronterizos del país vecino de cometer un «acto de agresión sin razón alguna».

Dusambé denunció también que la parte kirguísa concentra nuevas tropas y equipamiento cerca de la frontera.

El alto el fuego alcanzado previamente entre ambas repúblicas exsoviéticas no ha podido detener las hostilidades por mucho tiempo y las partes se acusaron mutuamente de su incumplimiento.

 

EFE