Los Barrancos.-El abandono del sector Los Barrancos, municipio Sotillo del estado Monagas, preocupa a la comunidad.

Vecinos denuncian que el alcalde Yolmys Maurera y Yelitza Santaella, gobernadora, se olvidaron de la gente, “sólo visitan en tiempos de elecciones. Es posible que vengan a buscar votos, en estas próximas elecciones”, apuntó Carlos Luis Moreno.

Habitantes de la mencionada parroquia comenzaron a padecer desde que la autopista del puente Orinoquia quedó inaugurada en 2006.

Puerto de ferrys y chalanas dejaron de navegar por el río Orinoco y Caroní, desde Los Barrancos, al muelle de San Félix.

La fuente de empleo y economía de Los Barrancos de Fajardo, se movía en dicha zona por donde circulaban propios y foráneos hacia el estado Bolívar.

“Vivimos en miseria”, expreso Moreno, quien además dice que se abastecen desde San Félix. “El único medio de transporte son las lanchas. Para subir de pasajero cancelan 300 mil bolívares, el taxi acuático 500 mil bolívares y por cada paquete pagan 300 mil bolívares, todo en efectivo”.

Comensales aseguran que es un exabrupto el costo del pasaje, aunado a la odisea para conseguir efectivo.

Desidia y abandono

Lo que anteriormente era la zona económica de la parroquia Los Barrancos de Fajardo, se convirtió en un sitio fantasma.

Todos los negocios están desmantelados. Antisociales despegaron puertas, rejas y otros objetos de valor, convirtiendo cada local en ruinas.

En los alrededores de los locales se observan montones de basura. A este lugar no llega el aseo urbano, roedores, cucarachas, moscas y otros animales viven del desperdicio que echa la gente.

Carlos Luis, apuntó que recientemente el alcalde de Sotillo y la gobernadora Yelitza Santaella, visitaron Chaguarama, “pero no llegan a Los Barrancos. Pedimos que se acerquen a la comunidad para que conozcan las necesidades de los vecinos”.

Cuenta que el módulo asistencial no cuenta con medicamentos, tampoco tiene aires acondicionados, mientras que enfermos mueren a mengua.

“Anteriormente se trasladaba una emergencia al hospital Raúl Leoni de Guaiparo, en San Félix, uno de los centros más cercanos, está a 29 kilómetros, ahora, con la crisis de la gasolina se hace imposible ir en lancha”.

Solicitan a las autoridades del gobierno local, regional y nacional que los tomen en cuenta; porque son parte del estado Monagas.

Níger Martínez