Ciudad Guayana.- La Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), extensión Guayana, inauguró formalmente la primera oficina de Derechos Humanos en Venezuela dedicada a investigar y documentar la esclavitud moderna. 

La abogada y profesora Eumelis Moya es la encargada de dirigir esta oficina que, según explican en nota de prensa, estará ubicada en los espacios de la escuela de Derecho, adscrita al Centro de Derechos Humanos de la Ucab. 

Añaden que su primera función es caracterizar las nuevas formas de esclavitud moderna en Bolívar, lo que incluye una serie de variantes de violaciones de derecho que interactúan en el proceso y por supuesto abrirán más el abanico de acciones de esta oficina.

Afirman que el estado Bolívar es uno de los que más casos de esclavitud moderna presenta en Venezuela, producto tanto de la situación minera irregular favorecida por el arco minero del Orinoco, de la migración y de la condición de frontera triple, que favorece el trabajo forzado, la trata de blancas y la explotación sexual y de niños.

La profesora expresó que ellos trabajan en alianza con Codehciu, que tiene un observatorio de Violencia de Género; tambie´n con el Observatorio Venezolano de la Violencia capítulo Bolívar, además ya han realizado trabajos colaborativos con Construser, Civilis y otras bajo la figura de las alianzas.

Sobre el punto de esclavitud moderna, explican que ya el centro ha publicado 4 informes donde se caracterizan las formas de este flagelo presentes en la región, a saber dos predominantes, la explotación sexual y laboral, además de cómo afectan estas formas a los migrantes.  

En 2021 los migrantes venezolanos se encuentran dentro las poblaciones más afectadas por estar sometidas a nuevas formas de esclavitud, camuflajeadas para pasar por debajo del radar, entre las que se encuentra: trabajo de servidumbre, trabajo forzoso, explotación sexual, trata de personas o trabajo infantil.

Apoyo de las autoridades

Para Eduardo Trujillo, el director del Centro de Derechos Humanos de la UCAB, contar con esta oficina en Guayana es oficializar un trabajo de varios años, que por fin tiene un espacio más amplio para atender a la población vulnerable de la zona. 

El padre Arturo Peraza, vicerrector de la Ucab Guayana, manifestó su regocijo por la inauguración de la oficina y comentó que en la zona la esclavitud moderna además tiene una dimensión de género extra pues las víctimas más usuales son mujeres y niñas, con el tema de la trata de personas y la explotación sexual,  a lo cual suma el trabajo forzoso en las minas, y hasta la violación de derechos ambientales, que significa una larga lista de violaciones de derechos cómo la vida, el trabajo, la salud y la alimentación, además de contar con el añadido de la población migrante.  

La variedad de temas y necesidades en el campo de los derechos humanos, ha establecido según el padre Peraza, no sólo líneas de estudio, investigación y documentación sino además  desde el centro de derechos humanos, ofrecer propuestas de soluciones y políticas públicas que ayuden a afrontar estos problemas y darles soluciones, mostrar oportunidades que solucionen esta crisis de tantas caras y víctimas.