En la imagen: Residentes de la Urbanización Caura Bloque 15-01 de Puerto Ordaz - Foto Cortesia

Ciudad Guayana.-Residentes de la Urbanización Caura Bloque 15-01 de Puerto Ordaz, se digirieron a las instalaciones de Nueva Prensa de Guayana para realizar una denuncia sobre una escuela de perros que funciona supuestamente de manera ilegal en el edificio, ya que, según los denunciantes no posee ningún tipo de documentación, permisos ni aprobación de los residentes.

Andreina Mendoza, una de las denuncias dijo que Deivis Sánchez, encargado de la escuela, “está en calidad de invasor” en uno de los departamentos del bloque mencionado y que “sin autorización” inició una supuesta escuela de entrenamientos para perros.

“Actualmente cuenta con 8 perros en los que se desconoce, si tienen sus vacunación al día, pero sí se evidencia la mala alimentación que llevan”, describió Mendoza.

Los habitantes de este sector describen a Sánchez como “mala persona porque consume drogas, alcohol, se toca sus genitales delante de los niños y en altas horas de la noche pone música a todo volumen”, perturbando la paz de los demás residentes.

Propietaritos de los departamentos afectados se han dirigido a diferentes instituciones a realizar las denuncias y solicitar la solución al respecto debido a que este ciudadano está acabando con la paz y tranquilidad de los inquilinos, pero no han tenido respuesta al respecto.

Acotaron que “hemos hablado con él de buena manera para buscar solución sin tener que llegar a otras instancia, sin embargo nos amedrenta y amenaza con los perros que viven en el apartamento y supuestamente entrena”.

Caninos de la Escuela de Perros» han atacado a residentes

Personas de tercera edad, que en su mayoría son las que residen en este bloque han sido víctimas de los caninos de Sánchez.

Mendoza informo que “en el 2018, dos vecinos del lugar, que son de tercera edad fueron mordidos por los perros y el señor Deivis no hizo nada al respecto”.

Las mascotas de los residentes también han sido víctimas

La residente Andreina Mendoza es dueña de una pincher, llamada “Chicky”, esta canina de 8 años de edad fue agredida el pasado 21 de junio por dos “supuestos” perros entrenados por Sánchez, uno era de raza Husky y otro Golden.

Andreina contó que su perra presento 11 heridas por mordeduras y por poco pierde la vida.

“Fueron casi 80 puntos que le agarraron, sumado a las heridas presentadas y un tratamiento costosa para poder salvarla”, informó.

“Cuando sucedió, le lleve los informes y las factura al señor Deivis. Solo se rio en mi cara y dijo que no me pagaría nada”.

“Estamos cansado de la situación, queremos una solución rápida y que se vaya del edificio cuanto antes, ya no podemos salir a caminar a la plaza por miedo a que los perros de este señor nos ataque”.

Marisol Maita: «El señor Sánchez debe tener algún problema mental»

Otra de las vecinas, Marisol Maita, que fue una de las primeras residentes víctimas de este señor, denunció que “además de invadir un inmueble también se apropió de mi estacionamiento y no puedo ingresar a mi departamento por la amenaza de sus perros”

Por otra parte, la señora  Marisol Maita que es una de las primeras residentes en estos edificios es una de las víctimas de este señor, ya que además de invadir el inmueble también invadió su estacionamiento por lo que no puede ingresar a su apartamento debido a que este la amenaza con sus perros.

Maita añadió que “ese señor tiene problemas mentales. Amedranta a los niños y residentes” y según la denunciante cuenta con un expediente policía muy amplio.

“Vivimos en zozobra sin poder hacer nada, hemos hecho de todo y él todavía sigue metido allí haciendo sus fechorías”, añadió.

En el apartamento, donde vive el denunciado, también vive su concubina y un niño de 15 año, este último es víctima de acoso físico y psicológico de Sánchez, según lo dicho por los vecinos que alegan que “siempre se escuchan gritos, golpes a toda hora y lo incita a consumir sustancias psicotrópicas”.

“Exigimos soluciones inmediatas para evitar que pase algo de mayor gravedad, vivimos perturbados y asustados” finalizó Maita.

Hacemos un llamado a las autoridades competentes para que hagan caso al llamado de los vecinos y solventar la situación antes que pase algo que se pueda lamentar.