Foto: Wilmer Barrero

San Félix.-Un grupo de 27 familias padece por la falta de un transformador que se quemó hace más de un año en el asentamiento campesino Cerro Azul, parroquia Pozo Verde; además, quedaron incomunicados, no les llega la señal telefónica.

Raúl Odremán, con más de 40 años viviendo en este sector, denunció que el transformador que suministra electricidad a esta zona se quemó. Ellos, reportaron el problema hace 1 año y aún nadie de la Corporación Eléctrica, se acerca a verifica la situación.

“Tenemos luz, porque nos pegamos a otro transformador, sin embargo, los vecinos comenzaron a reclamar porque el aparato está sobrecargado y se puede quemar”.

Piden al gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, igual a Corpoelec, que acudan a esta comunidad campesina a resolverles el problemática.

Espera que sea pronto antes que el otro equipo estalle y deje a todos sin luz eléctrica.

Aunque, no es la única problemática que poseen en Cerro Azul, también sufren por la falta de agua por tubería. El preciado líquido que reciben, cae del cielo, o la que recogen en una quebrada contaminada.

El hombre de 60 años y con un hijo discapacitado vive de lo poco que cosecha, “trabajar el campo se ha puesto difícil para los campesinos. Un machete o un azadón cuesta mucho dinero y sacar la cosecha no se puede por el costo del traslado a los mercados”.

Odremán, no solo se dedica a trabajar la agricultura, también arregla televisores, pero… los costos, escases de repuestos electrónicos y falta de clientes, no le genera ingresos, “tengo que arreglármelas como pueda”, acotó.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]