Ciudad Guayana.- Miles de litros de aguas residuales se derraman a diario desde hace varias semanas en la calle Tumeremo de Castillito, atentando contra la salud de vecinos y comerciantes de la zona.

Marlenys Curapiaca, trabajadora de la zona, explicó que desde hace más de siete meses están lidiando con este problema. Según comentó, Hidrobolívar ha ido en tres oportunidades a reparar el bote.

«He visto que las reparaciones las han hecho en la funeraria la Esperanza y en los chinos que están al lado, pero es que arreglan uno y empieza a botar en el otro», indicó.

Por su parte, Francisco Lara, comerciante desde hace cuatro años en la zona, aseguró que el problema les afecta directamente a ellos porque han perdido clientela. Otros comerciantes han decidido abandonar sus espacios, debido a este problema. 

«El bote de agua abarca toda la calle, creando un limo en ella. Ayer pude observar como un chico de una moto se cayó», alegó.

Lara afirma que el problema viene por parte de la funeraria La Esperanza. Presume que ellos sacaron la tubería a la calle, y por eso el problema se ha agravado tanto que hasta ha roto la arteria vial.

Funeraria La Esperanza

La ingeniero Diana Arias, representante de la funeraria La Esperanza, declaró que son ellos quienes han ido a Hidrobolívar y a la Alcaldía de Caroní, en reiteradas oportunidades, y han llevado el camión vacuum.

«Desde aquí hemos tenido que pagar para que solucionen el problema. Quiero confirmar que el problema no es de la Esperanza, nosotros más bien hemos buscado soluciones», afirmó.

Mencionó que cuando Hidrobolívar acudió al sitio, metieron la manguera para succionar y saber dónde esta la obstrucción. Allí pudieron darse cuenta que el problema proviene de una raíces de arboles que están abrazando las tuberías.

«Ellos mismos dijeron que hay que hacer un trabajo especial, pero que nadie asume. Hidrobolívar no lo asume, la Alcaldía no lo asume; nosotros por la funeraria estuvimos dispuestos a apoyar a la comunidad, pero no podemos hacernos cargo solos de un trabajo que no nos compete», expresó Arias.

Instituciones competentes

Por otro lado, el equipo de la funeraria La Esperanza aseguraron que ellos son los principales perjudicados de esta contaminación.

Le hacen un llamado a la Alcaldía de Caroní, a Hidrobolívar y a la Gobernación para que se aboquen al problema, «nosotros estamos dispuestos a sumar, pero no podemos meter mano solos donde hay que romper asfalto, y hay que romper tuberías», mencionaron.