Aguas putrefactas recorren calles de Hipódromo Sur. Foto SNPD

Upata. – El problema con las aguas negras en la calle principal del sector Hipódromo Sur es de nunca acabar, así lo manifestó Karla García, pues, a pesar de los llamados que han realizado varios vecinos a los organismos competentes, aún no reciben el apoyo con el camión vatro para que se traslade a realizar un mantenimiento en las cañerías.

Se pudo conocer por la vecina, que desde hacen varios años las aguas turbias recorren las calles de la comunidad, “tenemos que lidiar con los malos olores, moscas y zancudos, los líquidos putrefactos permanecen estancados frente a nuestras viviendas y ya nuestros hijos han presentado enfermedades estomacales y respiratorias”, dijo García.

Los vecinos comentaron que desde hacen varios años se ha venido presentando este problema en el sistema de cañerías producto de la falta de mantenimiento por parte de las instituciones públicas, situación que ha venido prolongándose debido a que los entes competentes no dan respuestas a los llamados realizados por la comunidad.

Consecuencias del problema

De esta forma, Fernando Calma quien residía en la calle principal alegó, “hasta que los organismos públicos no den respuestas a cabalidad, persistirá el problema, pues deben hacer un buen trabajo en cuanto al mantenimiento en los drenajes, destaparlos o sustituirlos por tuberías de mayor amplitud, así no sufriremos más estas calamidades y es de respirar un aire contaminado”.

Asimismo, comentó que otras de las consecuencias del derrame de aguas negras, es el desgaste de la capa asfáltica en varias calles, aunado a la acumulación de estos líquidos, “las bocas de visitas están obstruidas y las familias temen a que se desate una epidemia en esta zona, hemos hecho llamados en las emisoras radiales, se ha llevado cartas y solicitudes a Fundación Yocoima, pero aún no somos atendidos”, añadió Calma.

Se pudo conocer que los organismos públicos, llevaron tuberías para colocarlas en dos veredas del sector, pero, aún no se ha hecho el trabajo, por tanto, las aguas negras continúan recorriendo todas las calles de Hipódromo Sur.