Bruselas.- La Comisión Europea quiere invertir 300.000 millones de euros hasta 2027 en infraestructuras en América Latina, África y el sudeste asiático en sectores como el transporte, la energía, la digitalización o la educación, según un plan presentado este miércoles.

«Es el plan de la Unión Europea para una gran inversión en el desarrollo de infraestructuras alrededor del mundo», dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von de Leyen en una rueda de prensa en la que presentó el proyecto.

«Queremos demostrar que un enfoque basado en valores democráticos puede responder a los desafíos más urgentes», señaló Von der Leyen, en una referencia velada a la nueva ruta de la seda china, a quien este proyecto aspira a hacer frente.

La presidenta del Ejecutivo comunitario puso como ejemplo inversiones para producir hidrógeno sostenible o la instalación de cables submarinos que permitan el intercambio de datos entre continentes.

Para financiar las inversiones, Bruselas quiere contar con las instituciones financieras de la Unión Europea, así como con el sector privado.

Pero Von der Leyen puso también el acento en el «liderazgo político» del plan y subrayó que «el primer test» de este proyecto será la cumbre entre la UE y la Unión Africana que se celebrará en primavera del año que viene.

La dirigente alemana apuntó que el programa también «beneficia a la UE porque también es sobre nuestros intereses estratégicos en el mundo».

«Al ayudar a otros, la UE también contribuirá a la promoción de sus propios intereses, a fortalecer la resiliencia de sus cadenas de suministro y a abrir más oportunidades comerciales para la economía de la UE, en la que aproximadamente 38 millones de puestos de trabajo dependen del comercio internacional», señala el documento.

«No estamos solos. Tenemos otros socios afines que están planeando lo mismo», dijo Von der Leyen», que puso como ejemplo el programa impulsado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, bajo el lema ‘construir un mundo mejor».

 
EFE