El agua que llegó por unas horas después de 40 días, no es apta para el consumo humano. Foto: Níger

El Palmar.-Cientos de personas salieron a las calles de El Palmar a protestar y pedir solución por la falta de agua. Denunciaron que son más de 40 días sin agua por tuberías, deben pagar hasta 80 mil bolívares por un tanque de mil litros.

Palmareños manifestaron su malestar y expresaron que la alcaldesa Sol Rubinetti, no ha logrado sacar adelante el municipio. Les da tristeza ver el abandono en que se encuentra sumergido  el pueblo.

Leonardo Lanz, nativo de El Palmar, hijo de uno de los fundadores del pueblo dijo que jamás por su mente pasó que el pueblo iba a colapsar de esta manera por falta de gerencia.

“Después de más de 40 días sin recibir agua por tuberías, el día sábado en la noche llegó por unas horas. Activaron una bomba que no sabemos de dónde la sacaron, porque sabían que los periodistas venían a cubrir la protesta, sin embargo,  ya no tenemos agua”, acotó uno de los protestantes en la plaza.

Río Grande

Virelis Lanz de la Asociación de Ganaderos, declaró que el agua que llegó por unas horas a las casas, no es apta para el consumo humano. “El sabor es insalubre y con un color desagradable que va a perjudicar la salud de la gente, el agua viene de Río Grande, directamente sin ningún tipo de tratamiento”.

Pidió a la alcaldesa y al gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, que den respuestas por las tres bombas hidráulicas que estaban en la planta de tratamiento, se las  llevaron trabajadores de Hidrobolívar y desde entonces vienen padeciendo.

Anteriormente el agua llegaba de manera intermitente, otras veces pasa hasta 15 días sin obtener el servicio. Ahora tienen más de 40 días sin el preciado líquido, “y es todo el municipio que padece por falta del líquido vital, acotó.

Un botellón de agua tiene el costo de seis mil bolívares y “no todas las personas, tienen para comprar agua potable diariamente. Aquellos que no cuentan con los reales se ven obligados a beber agua cruda que llega por tubería de vez en cuando y de cuando en vez”.

Una alcaldesa “online”

Dicen entrevistados que tienen una alcaldesa “online”. “Desde que la  impusieron en el municipio, gobierna en línea. Todos en el pueblo saben que existe, pero nadie la vez”, afirmó uno de los palmareños.

El problema del suministro de agua, es uno de los problemas más graves que deben enfrentar a diario, cuyo beneficio no es suministrado, “ni siquiera por camiones cisternas”, dicen los manifestantes. Pidieron solución a la situación que perjudica a todos por igual.

Cuenta la gente que El Palmar posee muchas deficiencias que se nota a partir de la entrada de Padre Pedro Chien. La vía está saturada de huecos, cuyas aberturas de todas las dimensiones que imposibilita el tráfico automotor.

El número de cráteres en la carretera por el deterioro ocasiona accidentes automovilísticos; aunado a la situación de inseguridad.

Denunciaron que los robos acontecen  a todas horas del día y los cuerpos de seguridad no logran solucionar por falta de recursos.

El servicio eléctrico es otra de las pesadillas que viven a diario. Los cortes eléctricos son seguidos y generan pérdidas a los residentes, los pocos electrodomésticos que poseen sufren desperfectos por  los bajones de luz.

La población pide soluciones puntuales a la grave crisis que viven en la zona. Advirtieron que de no conseguir respuestas se verán en la obligación de tomar nuevamente el municipio y pedir la destitución de la alcaldesa Sol Rubinetti.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]